Inicio Noticias no se puede subir el gasto o bajar impuestos en España

no se puede subir el gasto o bajar impuestos en España

Compartir

Hace ya unas semanas que ha empezado la precampaña electoral y con ella las diferentes propuestas fiscales. Las promesas de unos y otros partidos políticos que no han hecho el ejercicio de revisar si es posible o no esas lo que proponen.

Seguramente pocos españoles decide su voto en función de las promesas que hacen los partidos políticos en estos momentos, pero seguramente algunos ciudadanos pueden caer en la tentación de escucharles, pero le aconsejo que aplique altos niveles de escepticismo en lo que dicen los políticos. Como decía un profesor de economía en la universidad: “¡El papel lo aguanta todo!”.

Nos podemos preguntar: ¿Qué han propuesto el PSOE y el PP a nivel fiscal para que no sea factible?

Promesas del PSOE y el PP pueden meter en problemas de solvencia a España a medio plazo

Los políticos españoles, especialmente aquellos políticos que son aspirantes a jefe del estado y que ni han gestionado unos presupuestos, son los únicos a la que le salen siempre los números de sus alocadas propuestas, que se limitan hacen sumas, restas y multiplicaciones.

Otra manera para que cuadren los números es utilizar la caja pública, donde se pide dinero prestado o que los ciudadanos ponen su dinero para financiar múltiples gastos, y esto sirve para pagar todas las promesas realizadas.

Un análisis por encima de las propuestas económicas del PSOE y del PP conocidas hasta el momento, y con gran ausencia de otras imprescindibles, denotan inconsistencias y elevados niveles de riesgo de meter a España en problemas de solvencia a medio plazo.

Una circunstancia que no hace muchos años hemos esquivado con grandes problemas y que ahora está al borde de la negligencia y gran temeridad. El resto de partidos, de momento, en sus propuestas fiscales, los podemos considerar como coaliciones gubernamentales o parlamentarias que seguro que colocan sus propuestas más populares.

Pero tanto las propuestas fiscales del PP como las propuestas fiscales del PSOE, en torno gira la gobernabilidad de España, se deben considerar con seriedad y realistas, fundamentando con un análisis profundo.

Las medidas fiscales del PSOE no son financieramente viables

El PSOE ha diseñado un programa de 110 medidas que la gran mayoría son ambiguas, con algunas que proponen un cosa y su contraria, y una gran parte que son de gastos inmediatos a los presupuestos generales del estado, algunas de estas medidas son de difícil cuantificación como la gratuidad de la sanidad buco-dental o la enseñanza gratuita hasta los tercero de E.G.B.

Para compensar el gasto de estas medidas no cuantificadas, además otras medidas como el sistema de pensiones con rentas vitalicias revalorizadas con el IPC interanual, se ve que habrá una subida de impuestos como la gran conocida a las rentas más elevadas a través del IPC, impuestos a la actividad tecnológica y a la financiera, y más impuestos a las actividades que son contaminantes.

Estos impuestos estaban incluidos en los presupuestos que nunca pudo aprobar el PSOE y que han quedado en el aire por la falta de consenso político, y que hubiera aportado más de 5.500 millones de euros anuales, en el caso de las previsiones más optimistas de Hacienda.

Las medidas económicas del programa del PSOE no son financieramente viables, y de aplicarse, su saldo estaría más cerca de aumentar el déficit fiscal que conseguir recaudar, debemos recordar que el déficit público en España está por debajo del 3 por ciento. Aunque, el PSOE insiste un su programa, sin más detalle, en forzar la recaudación fiscal con llegar a la presión fiscal de Europa.

Las propuestas del PP se pueden realizar con un déficit público del 5%

Las propuestas del Partido Popular, de las que solo existen propuestas verbales en las declaraciones de su dirigente, Pablo Casado, no tendrían mejor respuesta fiscal al medio plazo. No existe detalle de su política de gasto, aunque salvo las iniciativas de las rentas mínimas vitales y otros subsidios, no distan mucho de las propuestas realizadas por el PSOE.

Su propuesta fiscal tiene un coste de alrededor de los 17.000 millones de euros anuales, que sería asumible por los presupuestos generales del estado si se aplica de forma inmediata la reducción del 40 por ciento el máximo del IRPF (tendría un coste de 6.000 millones de euros si afecta a todos los tramos de manera proporcional.

Otra media propuesta la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones (un coste anual de alrededor de 2.400 millones de euros), el impuesto de patrimonio (un coste anual de 950 millones de euros) y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (un coste anual de 1.800 millones de euros) y disminución del 20 por ciento de la presión fiscal de las empresas (un coste anual de 6.000 millones de euros).

Todo esto sin contar con la deducción adicional en la base del IRPF hasta los 8.000 euros por contribuyente por el ahorro generado para complementar la pensión, tal como está fijado para el fin de la capitalización de los fondos de pensiones.

Estas medidas, a las que podemos añadir el mismo propósito de aumentar las pensiones con el IPC interanual, no hay presupuestos generales que lo sostenga, salvo que el déficit fiscal aumente de nuevo hasta el 5 por ciento.

Las propuestas del PSOE y el PP llevan a la insolvencia económica

Tanto las medidas propuestas por el PSOE y el PP es bastante difícil que lleguen a los presupuestos generales del estado, las aspiraciones de ambos, lleva el déficit público a valores de insolvencia económica.

Ni PSOE ni PP dicen cómo se va a financiar las pensiones de la Seguridad Social, que ya están generando a las arcas un déficit anual de 18.000 millones de euros anuales, y que va a aumentar para los siguientes años por tener más pensionistas y cada vez con edades más elevadas, con importes iniciales más elevados.

Ni se puede aumentar el IPC a las pensiones, ni dispondrá ningún partido de los 5 años que pide el PSOE para equilibrar los números de la Seguridad Social, salvo que suban de manera drástica las cotizaciones y reducción de las nuevas prestaciones.

Debemos tener en cuenta que el compromiso con la estabilidad financiera de España es obligado en la Unión Europea, aunque ningún partido político lo tenga claro. Si en cuatro años con crecimiento no se ha logrado disminuir el nivel de deuda pública, como creen que lo van a conseguir sin hay nuevas nubes de recesión sobre Europa.

En El Blog Salmón | Así es la propuesta del PP de desgravar hipotecas y depósitos

Imagen | RTVE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here