Inicio Noticias las empresas globales que huyen de los combustibles fósiles

las empresas globales que huyen de los combustibles fósiles

Compartir

La Agencia Internacional de Energía (AIE) establece que durante el 2018 la demanda de energía a nivel mundial ha aumentado un 2,3 por ciento y que las emisiones de gases contaminantes (CO2) relacionados con la creación de energía han aumentado un 1,7 por ciento respecto al 2017.

Estos resultados se alejan del ‘Acuerdo de París’ que se realizó durante el 2015 sobre el cambio climático. Pactaron, 195 países, la disminución de 2 grados a nivel global hasta llevar a niveles preindustriales.

Nos podemos preguntar: ¿Qué empresas y países quieren tener carteras de inversión responsables con el medio ambiente?

El coste mundial será de 1,6 billones de dólares al 2025 si no se alcanza una economía baja en emisiones

Claramente es necesario llevar a cabo medidas urgentes en el desarrollo de soluciones de energía limpia, reducir las emisiones de efecto invernadero, mejorar la eficiencia y estimular las inversiones de las energías renovables.

Se estima de coste de 1,6 billones de dólares estadounidenses si no se llegan a los objetivos marcados para el 2025 de la transición energética y, por tanto, no se realiza una conversión a una economía baja en emisiones de efecto invernadero.

El sector financiero tiene un papel crucial en la lucha contra el cambio climático. Cuando se habla de la descarbonización de una cartera de inversión se tiene que tener en cuenta los fondos de inversión y los fondos de pensiones tienen una responsabilidad indirecta.

Es decir, si un fondo de inversión tiene un 1 por ciento de una empresa que emite cierta cantidad de CO2 al aire, este fondo será el responsable del 1 por ciento de estas emisiones de efecto invernadero.

Los inversores ya tienen carteras responsables con el medio ambiente

Existen ya formas que las emisiones de carbono afectan a la rentabilidad de un inversión, un ejemplo de esto sería la renta variable de los mercados de países de economías desarrolladas, donde afecta en medida a las pequeñas empresas.

En el peor de los escenarios, con un incremento de la temperatura en 4 grados, el valor en riesgo de una cartera de inversión de acciones estaría entre el 5 y 20 por ciento a 2030, según los analistas prevén.

Por tanto, queda camino por recorrer, pero cada vez hay un incremento mayor de concienciación entre la gente. Hoy en día, existen más de 2 mil signatarios, que gestionan activos por un valor superior a los 53,6 billones de dólares estadounidenses a nivel mundial, aquellos que siguen los ‘Principios para la Inversión Responsable’ (PRI).

Los ‘Principios para la Inversión Responsable‘ (PRI) es una iniciativa de los inversores del ‘Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente’ (PNUMA) y el ‘Pacto Mundial de la ONU’. Los miembros se han comprometido a analizar la huella de carbono.

Irlanda, Noruega y New York son los primeros que han desinvertido en fondos con empresas contaminantes

En España, tiene como miembros del ‘Principios para la Inversión Responsable’ (PRI) CaixaBank, Banco Santander, BBVA, Ibercaja, Sabadell, Kutxabank, Mapfre, Repsol, Aurica Gestión, Repsol, Magallanes y el fondo de pensiones de empleados de Telefónica…

A nivel internacional nos podemos encontrar las gestoras BlackRock, Pimco, Schroders, Fidelity, HSBC, Bank Julius Baer, Morgan Stanley y Vanguard, en otras.

Irlanda ha sido uno de los primeros países a nivel mundial que ha decidido no invertir en empresas de combustibles fósiles. El Parlamento ha puesto en marcha un proyecto ley para evitar invertir fondos públicos en este tipo de activos.

En Estados Unidos y concretamente New York, su alcalde Bill de Blasio, quiere desinvertir 4.460 millones de dólares estadounidenses que tienen depositados en los fondos de pensiones de la ciudad que se han invertido en empresas con emisiones de efecto invernadero.

Por otra parte, el Gobierno de Noruega ha recomendado hace varios años al Fondo Global de Pensiones que no deben invertir en empresas donde las emisiones de efecto invernadero representa al menos el 30 por ciento de su facturación.

El Banco Mundial quiere prestar el 28 por ciento a proyectos de conciencia climática para el 2029

El Banco Mundial también se ha pronunciado sobre que no financiará más proyectos de empresas con emisiones de efecto invernadero (petróleo y gas) después de este año, aunque realizará alguna excepción en aquellos países con economías en vía de desarrollo que necesiten necesidades especiales de energía.

El Banco Mundial tiene el compromiso de que el 28 por ciento de los préstamos vayan destinados a proyectos de conciencia climática para 2029. El sector energético es el responsable de 75 por ciento de las emisiones de efecto invernadero.

Varias firmas de inversión han realizado cambios en su estrategia en las carteras que ofrecen. BNP quiere hacer frente al cambio climático mediante la desinversión en empresas que se dedican a la minería de carbón y a la producción de electricidad de carbón a partir del 2020.

En El Blog Salmón | El FMI apunta que por fin vamos hacia la sostenibilidad, todos los detalles

Imagen | Flickr

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here