Inicio Noticias La fusion Renault Fiat Chrysler Auto Lagarto Spock

La fusion Renault Fiat Chrysler Auto Lagarto Spock

Compartir

Esta semana nos hemos enterado que el gigante Fiat Chrysler Auto ha propuesto al Groupe Renault fusionarse, y que a su vez el consejo de administración de este otro gigante francés lo está considerando. Esto justo está sucediendo poco después de que Renault qiedara descabezada tras la detención de Carlos Ghosn en Japón y de que por tanto el futuro de la Renault-Nissan Alliance haya quedado en entredicho.

Además recientemente Fiat Chrysler y Groupe PSA (Peugeot, Citroën y Opel) dejaron de hablar de fusionarse. Por otro lado Renault tras la falta de interés de Nissan de continuar fusionándose, necesita un compañero con el que ganar tamaño.

Por otro lado, la complejidad del futuro fabricante con una gran cantidad de marcas y culturas empresariales distintas y alianzas, podría ser excesiva. En la serie The Big Bang Theory hablan de la variación del juego Piedra- Papel-Tijera añadiéndole Lagarto y Spock, algo que se ha quedado como ejemplo de complejidad excesiva, como podría ser el resultado de esta fusión.

Fiat Chrysler Auto

¿Por qué puede uno querer fusionarse con Fiat Chrysler Auto? Personalmente me parece que la gestión de FCA ha sido muy mejorable. Fiat Chrysler Auto tienen un montón de marcas debajo: Fiat (y Fiat Professional), Dodge, Chrysler, Lancia (aunque sólo vende un modelo en Italia), Abarth, Alfa Romeo, RAM, Jeep y Maseratti.

Si nos damos cuenta, casi todas las marcas apenas tienen modelos a la venta. Fiat tiene una gama basada en el Fiat 500 y derivados y otros coches de bajo coste, Chrysler vende una berlina y un monovolúmen, Dodge dos coches prestacionales y SUVs, Lancia está casi extinta, Masseratti no acaba de colocarse como fabricante de vehículos de lujo, Abarth sólo vende variaciones de las otras marcas…

Lleva hablándose mucho de que Fiat está a punto de lanzar tal o cual nuevo modelo a través de otra marca que gracias a su amplísima red de concesionarios podría distribuir fácilmente en Europa y América, pero lo cierto es que esto no acaba de suceder. Lo que vemos con muchos de sus vehículos es que se exprime al máximo un modelo y cuando este se queda desfasado se retira sin anunciar un sucesor, salvo excepciones.

Pero FCA tiene algo que no tienen los otros fabricantes franceses: una sólida presencia en el rentable mercado norteamericano gracias principalmente a Jeep y RAM, que venden SUVs y y Pickups. Además pocas marcas hay tan icónicas como Jeep para vender un producto “off-road”, o al menos que parezca que nos servirá para sobrevivir en caso de un apocalipsis, en cualquier parte del mundo.

Así que ese es el motivo por el que ambos fabricantes franceses (Renault y PSA) estaban detrás de Fiat Chrysler Auto, no por sus operaciones europeas, sino por las norteamericanas que pueden ayudar a ser una empresa completamente global.

El resultado de la fusión

El resultado de la fusión de las empresas supondría la creación del tercer fabricante mundial, sólo por debajo de Volkswagen y Toyota. Si además se uniera Nissan, el fabricante resultante sería el primero, muy por encima de los demás ya que con quince millones de unidades fabricadas superaría al segundo por unos 5 millones de unidades.

Además el fabricante resultante tendría una gran cantidad de marcas: Abarth, Alfa Romeo, Fiat, Lancia, Chrysler, Dodge, Jeep y Ram se le unirían Alpine, Dacia, Renault, Renault-Samsung (que sólo vende en Corea del Sur) y AvtoVaz (Lada). Además este fabricante seguiría siendo el principal propietario de Nissan (con un 44% de las acciones) y estaría integrado en la Alianza Renault Nissan Mitsubishi, es decir añadamos las marcas Nissan, Infinty, Datsun y Mitsubishi a la ecuación. Esto haría un fabricante muy complejo (de ahí lo de Lagarto Spock), para que nos hagamos una idea Toyota sólo opera con tres marcas (Toyota, Dahiatsu, y Lexus). No obstante la tensión entre las partes podría hacer que la alianza se rompiera.

El principal accionista sería la familia Agnelli (los descendientes del fundador de fiat), seguidos por el Estado francés, Nissan además sería un importante accionista. La empresa sería líder en Europa, con una fuerte presencia en el resto de mercados.

Si es cierto que algunos acuerdos de Renault podrían peligrar. Por ejemplo actualmente Renault proporciona motores a Daimler para algunos modelos de Mercedes-Benz y también los motores diesel de Nissan en Europa. Habría que ver cómo quedaría este gigante por su parte.

Por otro lado, la experiencia de los coches eléctricos de Renault, ayudaría mucho a Fiat, que acaba pagando a Tesla una gran cantidad por los créditos de emisiones. Renault por su parte no destaca especialmente en el segmento que más crece, los SUVs y los vehículos Premium al aportarle las marcas Alfa Romeo y Maseratti, que podrían incrementar su gama más fácilmente con los motores y plataformas que tiene Renault listo para el resto de su gama. Es decir podría ser que se empezaran a ver modelos remarcados.

Es cierto que no es sólo volumen, sino que es necesario gestionarlo correctamente. Además tenemos que los márgenes en Estados Unidos se están estrechando, y eso podría poner en peligro la rentabilidad del futuro gigante. Tras anunciarse la noticia las acciones de ambos fabricantes subieron, por lo que parece que los inversores creen que es una buena idea. De hecho encaja en la idea que dijimos de la necesidad de fusionar las empresas europeas más allá de las fronteras.

¿Y qué pasa con Nissan? ¿Y con el resto de fabricantes?

La pregunta ante esto es ¿qué sucedería con Nissan? Básicamente existen tres oopciones:

Mantiene su alianza con el nuevo fabricante, aunque el equilibrio de poder ha cambiado
Rompe la alianza con Renault, lo que incrementa la competencia por parte de Nissan en mercados claves para Renault-Fiat Chrysler, como Europa y Estados Unidos.
Se acaba integrando, con lo cual tenemos al principal fabricante de vehículos del mundo que une a Detroit, Yokohama, París y Turín.

En cualquier caso, es muy probable que este fabricante ponga presión en el resto que pretenderán fusionarse para ganar tamaño. Se habla de que PSA tras dejar de explorar la posibilida de fusionarse con Fiat Chrysler Auto se lanzaría a por Jaguar-Land Rover. También habría que ver qué sucede con fabricantes más pequeños o con los fabricantes chinos que poco a poco van ganando presencia fuera de las fronteras.

Pregunta a los lectores ¿les parece una buena idea la fusión de estas empresas? ¿Creen que se llevará a cabo? ¿Qué otras posibles fusiones ven en el horizonte?

En El Blog Salmón | Los fabricantes de coches dejan Gran Bretaña por el Brexit, y tiene todo el sentido

Imagen | automobileitalia, FotoSleuth, ToolManTimTaylor, Rajan Manickavasagam, Janitors

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here